domingo, 24 de abril de 2016

Estuvo 1 semana en coma y despertó hablando Chino perfecto, (VIDEO)





Ben McHanon era un joven normal australiano, quien había intentado aprender chino, pero fue muy complejo el proceso y desistió, como la mayoría. A los 22 años tuvo un accidente automovilístico que lo dejó en coma durante una semana y al despertar, no podía comunicarse con su familia ni los médicos del hospital, ya que había olvidado el idioma inglés. Afortunadamente su cerebro pudo hablar Chino- mandarín y empezó a hablarlo fluido, lo que le permitió continuar comunicándose por medio de un traductor.
“Ya no hablo mi lengua natal”








El caso resultó completamente sorprendente, pues Ben era completamente incapaz de articular ideas en el que fuese su idioma nativo y en cambio adquirió una fluidez y naturalidad sorprendentes en el idioma mandarín – aquel que en su momento le fue esquivo –. Los médicos se mostraron sorprendidos
Tal parece que las regiones cerebrales dedicadas al aprendizaje de un nuevo lenguaje no son necesariamente las mismas que se utilizan para hablar un idioma ya manejado, y por lo tanto un daño cerebral en las segundas podría llevar a la “activación” de las primeras en un contexto en el que la persona necesita comunicarse.




Los galenos también aclaran que es imposible que una persona de hecho “adquiera” conocimientos luego de un accidente. No es que McHanon aprendiera mandarín, es que su cerebro desarrolló rápidamente conexiones con respecto a este idioma que eran innecesarias cuando hablaba inglés, y que conocimientos presentes en su subconsciente pronto adquirieron un aspecto más “consciente”.
En cualquier caso, el hecho es que un hombre que apenas balbuceaba el mandarín terminó por aprenderlo en pocos días y convertirse en un hablante fluido del idioma. Y lo que es más interesante aún: conforme pasaban las semanas y la inflamación en su cerebro disminuía fue recordando poco a poco el inglés… pero nunca olvidó el mandarín. En la actualidad, McHanon es perfectamente bilingüe.




En cuanto a McHanon, su súbito aprendizaje de mandarín se convirtió en una oportunidad única:ahora tiene una pareja de origen chino, es guía turístico en aquel país y ha comenzado a presentar un reality show muy exitoso.
Como se suele decir: No hay mal que por bien no venga.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu mensaje, comenta, nos interesa lo que piensas.